Breve nota sobre el abandono

la foto

En rigor no debo decir que mi padre me abandonó dos veces (…).
Yo solo guardo memoria de su segundo abandono.

Juan Carlos Méndez Guédez
Arena Negra, 2013

~

Con rigor debo decir, que es el segundo abandono el que más duele. El que recordamos. El que condenamos por habernos hecho ejercitar la memoria. Olvidar no es tan difícil, lo que nos asusta es la alevosía con la cual vuelven para luego, más tarde, irse.

Hay padres que no están hechos para regresar.