Volver ~

44cc0c3c172cc874d1ca113baf933e8a
Craww

Los labios para nombrar la casa se quiebran
como botijas en algún sitio que nadie sabe.
Yolanda Pantin

Tengo un nombre que me pesa. La tradición del apellido del abuelo muerto y de la casa, siempre de la casa. Vuelvo a esta niñez como quien vuelve a un puño cerrado que ya no se comprende. Vuelvo a la madre que ya no tiene tiempo pero que siempre trae algo, al piano que ya nadie toca porque sus manos están muertas y con ella mi ternura. Vuelvo a esta casa y sacrifico un paraíso. Vuelvo yo, regreso siempre, la infancia no. Nunca.

~ aquí comentas tú

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s